Descubre por qué la fabricación de puertas en acero inoxidable es el punto alto de cualquier proyecto.

El acero inoxidable es un material muy versátil que se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones debido a sus grandes ventajas. La fabricación de puertas en acero es una tendencia que sigue en alta y que, además de garantizar un toque extra de estilo a todo tipo de construcción, tiene otras ventajas que muy interesantes.

Ventajas de las puertas en acero inoxidable

 

Durabilidad: El acero inoxidable es un material muy resistente y duradero, lo que significa que una puerta de acero inoxidable puede durar muchos años sin mostrar signos de desgaste o degradación.

Resistencia a la corrosión: El acero inoxidable es resistente a la corrosión y a la oxidación, por lo que son ideales para usarse en ambientes húmedos o salinos, como en una cocina o en una piscina.

Fácil de limpiar: Las puertas de acero inoxidable son muy fáciles de limpiar y mantener, lo que las hace ideales para emplearse en entornos higiénicos, como en una clínica o en una industria alimentaria.

Estética: Las puertas de acero inoxidable tienen un aspecto elegante y moderno que las hace adecuadas para una amplia variedad de estilos de decoración.

Seguridad: Las puertas de acero inoxidable son muy resistentes a la intrusión y pueden proporcionar una mayor seguridad en comparación con otras puertas.

 

Limpieza y mantenimiento

 

Las puertas en acero inoxidable son una excelente opción para aquellos que buscan una puerta duradera, resistente a la corrosión, fácil de limpiar, estéticamente atractiva y segura. Su limpieza y mantenimiento es importante para prolongar su vida útil y para mantener su aspecto atractivo. Te contamos algunos consejos para limpiar y mantener las puertas de acero inoxidable:

Limpie con frecuencia: Limpie su puerta de acero inoxidable regularmente con un paño suave y húmedo para quitar la suciedad y las manchas.

Use productos suaves: Evite utilizar productos abrasivos o productos químicos fuertes para limpiar su puerta de acero inoxidable, ya que pueden rayar o dañar el acero. En su lugar, use productos diseñados específicamente para el acero inoxidable o una solución de agua jabonosa.

Seque después de la limpieza: Asegúrese de secar su puerta de acero inoxidable después de la limpieza para evitar la aparición de manchas.

No permita la exposición a productos químicos: Evite exponer su puerta de acero inoxidable a productos químicos como ácidos, sales y cloro, ya que pueden dañar el acero.

 

Siguiendo estos consejos, su puerta debería durar muchos años sin mostrar signos de desgaste o degradación. ¿Necesitas ayuda para el proyecto de tus sueños? ¡Ponte en contacto con nosotros! ¡OXICOR OCHOGAR es una referencia del oxicorte y trabajos en acero inoxidable en La Rioja y estaremos encantados de ayudarte!